El término “STEM” o “STEAM” es un acrónimo de las siguientes áreas Ciencia, Tecnología, Ingeniería, Arte y Matemáticas (en inglés Science, Technology, Engineering, Arts and Mathematics).

La integración de estos estudios brinda a los niños habilidades útiles en cualquier materia, incluido el pensamiento crítico, la investigación, la resolución de problemas y la creatividad. Al ser disciplinas que aparecen en acciones diarias los estudiantes asimilan mucho mejor su conocimiento.

Con esta metodología la enseñanza se vuelve práctica y se aleja del aprendizaje pasivo, teórico, repetitivo y en general aburrido para muchos estudiantes.

Éste modelo educativo se centra en la capacidad de innovar, inventar y resolver los problemas de forma creativa y divertida, una forma que se se busca cada vez más en el mundo profesional.

En general a los niños se les plantea las asignaturas por separado y lo que se trata ahora es de plantearles un problema a resolver aplicando la visión de todas éstas asignaturas en conjunto.